lunes, 11 de diciembre de 2017

Corvina asada con patatas y ¡MUCHAS GRACIAS!


Lo mejor que me ha pasado con este blog, sois vosotros. Y por vosotros me refiero a todos los que me seguís, algunos desde el principio (y ya hacen algunos años, así que es muy halagador ;-)) y otros más recientemente. Y lo hacéis de diversas maneras, porque haberlas las hay y muchas. Estáis los que tenéis un blog y me regaláis vuestros bonitos e inspiradores comentarios, pero también los que no lo tenéis y llegáis a mi por otros medios. Estáis aquellos que me conocéis personalmente y me llamáis o escribís para preguntarme cuando queréis hacer algo especial (ni os imagináis la ilusión que me hace...) y todas aquellas empresas que confiáis en mi y con las que he colaborado (y colaboro) a lo largo de todo este tiempo, regalándome algunas experiencias super gratificantes. 

En todos los casos, que alegría cada vez que me contáis, publicáis o me envíais algún comentario o alguna foto de alguna de mis recetas  porque la habéis hecho y os ha gustado especialmente... wowww, que emoción!!! El secreto de las mismas, siempre es el mismo: pensarlas, prepararlas y cocinarlas con mucho- muchísimo AMOR e ILUSIÓN.

El caso de esta corvina es el de uno de mis queridos seguidores sin blog que me mandó una foto de la corvina que había preparado para cenar, para él y para su hijo, contándome además cómo la había hecho y de la que me antojé al instante. Porque al fin y al cabo, este es un sitio en el que intercambiamos recetas, historias y amistad alrededor de una bonita mesa de cocina (me la imagino grande, rústica y de madera) o al menos esa es y ha sido, desde siempre, mi intención. 

Mención aparte para todos aquellos que, traspasando lo virtual, he tenido el inmenso placer de conoceros en persona.... mi conclusión, PEOPLE WHO LOVE TO EAT ARE ALWAYS THE BEST PEOPLE.... es una frase de Julia Child, creo, que a veces veo escrita en algún cartel por Malasaña y que, invariablemente, siempre me hace sonreir, porque nadie mejor que yo sabe lo cierto de esta afirmación. GRACIAS, me habéis hecho y me hacéis tremendamente feliz ¡!!!



INGREDIENTES:

- 1 corvina (de apróximadamente 1,300 kg)
- 5 dientes de ajo
- Unas ramitas de perejil
- Un chorrito de limón
- 3 patatas medianas
- 1 cebolla grande
- Sal y pimienta negra
- Aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN:

1. Precalentamos el horno a 220 y en una fuente para el mismo, con un buen chorrito de aceite de oliva, ponemos las patatas y la cebolla cortadas a rodajas gorditas. Salpimentamos y horneamos hasta que queden blanditas y un poco doraditas.

2. Colocamos encima la corvina abierta por la mitad, salpimentada y con un chorrito de limón y horneamos durante 15 minutos más.

3. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva sofreimos los ajos picaditos con el perejil y se lo añadimos a la corvina por encima antes de servirla. 

Es perfecta para disfrutarla con un buen Chardonnay y así de paso BRINDAMOS. Yo lo hice, por todos vosotros ¡GRACIAS! OS MANDO UN BESO ENORME ;-)

11 comentarios:

  1. Nos haces felices con tus recetas y simpatía. La corvina me encanta y seguro que en casa la haré.
    Un fuerte abrazo
    Clara

    ResponderEliminar
  2. También yo te doy las gracias a ti por tu simpatía, tus fotos, tus historias y ¿cómo no? tus buenas recetas. Lo mejor de este espacio es poder compartir todo eso sin conocernos en persona. El seguidor que te ha enviado esta receta te quiere bien, pues es rica, sencilla y elegante. La corvina no necesita mucho, en realidad ningún pescado, para regalarnos un sabor fino y jugoso que con poco acompañamiento nos soluciona una comida sin problemas. Me parece estupenda para una cena navideña, así que aproveche!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti por tu simpatia y por tus buenas recetas.
    La corvina es una delicia.

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa. Nos conocemos hace un tiempo y aunque no nos visitemos tanto como debiéramos, sabes que te aprecio. Confirmo todo lo que dices. Tener un blog y durante tanto tiempo, produce todas esas emociones y es muy gratificante porque conlleva más trabajo del que desde fuera, puede parecer.
    Gracias también a ti, por tu trabajo honrado y tu simpatía.
    Y hablando de hacer recetas tuyas, ¿recuerdas ésta?
    http://thermofan.blogspot.com.es/2013/03/pastel-libanes-de-almendra-con-naranjas.html
    Nunca comí corvina, pero ya me han entrado ganas al ver la tuya. El pescado al horno me gusta una barbaridad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esta corvina como ha quedado y como ha debido de estar en todos los aspectos. Ademas es un gran pescado para utilizarlo en el horno como bien has realizado tu. Besos

    ResponderEliminar
  6. Tiene que estar de puro vicio.
    Tener un blog da muchas satisfacciones aunque también suponga mucho trabajo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias a ti por tus entradas, tus recetas, tus visitas y tu alegría. ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. Hola preciosa!! pues yo estoy encantada de venir a este blog porque si las recetas son siempre deliciosas , hechas con mimo y cariño, me siento en mi casa, disfruto con tus entradas, como presentas tus platos y encantada de conocer a esa maravillosa familia que tienes. Y ahora, decirte, que la corvina me encnata, tan bien hecha como la tuya , el disfrute estas asegurado. Un beso!!

    ResponderEliminar
  9. Belen,gracias a ti,por compartir con nosotras un poco de ti y unas maravillosas recetas que tanto me gustan,como esta deliciosa corvina al horno con esa pinta tan rica¡¡¡
    Muchos besitos preciosa¡¡¡

    ResponderEliminar
  10. me la apunto para hacer que rica!!besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Guapísima !! Me encanta la corvina y te ha queda un plato de lujo.
    Te deseo unas felices NAVIDADES en compañía de tu familia y un feliz año Nuevo 2018
    Un beso enorme
    El toque de Belén

    ResponderEliminar