jueves, 27 de abril de 2017

DEE DEE

 


Quisiera escribir las palabras mas bonitas del mundo por y para ti Dee Dee, mi amor y que volaran libres como tu eras.

Quisiera recordar cada instante vivido contigo, mi gatita bonita, detener el tiempo y volver a empezar, desde el principio.

Según te llora Gus, tú volverás físicamente a la realidad, a nuestra realidad, aunque para ello mamá, papá y Burbujita, tendréis que esperar 113 ó, tal vez, 123 años de complejos estudios científicos, los que él, con nuestra ayuda, llevará a cabo para traerte de vuelta.

Según te llora Alex, con sus lágrimas escondidas, desgarradoras, desbordantes e inútilmente contenidas, tú vivirás en nuestros corazones que llenaremos de amor y de la alegría infinita de haberte conocido. Y cual fiel guardian de tu dulce sueño, este, tu aguerrido caballero, luchará sin fin y sin tregua por y para tu recuerdo, hasta el infinito y más allá.

Yo me siento torpe. Quiero pintarte y no sé, quiero cantarte y menos sé, quiero escribirte, quiero contarte, pero no sé si podré, por ineptitud propia y porque el dolor aprieta fuerte, muy fuerte, ahoga... perdóname mi amor, sé que lo harás, no hubo ni habrá nunca nadie con tanta bondad como tú, a excepción de Burbujita que, una vez más, te empata.

Naciste para la alegría, Dee Dee de las Jaras, con tu rancio abolengo, fuiste gata y osita de color chocolate, de bigotes desordenados y únicos y preciosos miaus. Con el contador de ideas buenas siempre estropeado, llenaste nuestra vida de risas, juegos, mimos y ronroneos.

Lo de tus ojos naranjas ya es de otro mundo. Redonditos, inocentes y curiosos a veces, achinados, divertidos y sospechosos tantas otras...

Cazadora donde las haya, que tiemblen ahora los pajaritos, especialmente las gaviotas, tus gaviotas. En casa, siempre quedará un balcón abierto para ti, nuestra planta favorita siempre estará esperando tus mordiscos y nuestros sofás y corazones quedarán a la espera eterna de tu zarpazo.

Te quiero Dee Dee, siempre lo haré, me muero aún viviendo. Aquí estaré para cuidar a los que tú tanto amaste: a Gus, ese bebe al que tanto cuidaste, desviviéndote en avisarnos al mas mínimo de sus llantos, ese niño detrás del que has corrido persiguiendo el láser de su puntero y con el que tantas veces has dormido. A tu macho dominante-dominantíiiisimo, mi amor. A tu hermanita, Burbujita, tu compañera de juegos y bicharraquerías, la callejera que tanto te va a extrañar.

Te quiero Dee Dee, te extraño Dee Dee. Hoy ha sonado mi despertador y he tardado un rato en comprender por qué no me habías despertado como siempre hacías subiendote encima mia, afilando tus preciosas uñas exactamente un minuto antes de que sonara.

Hagamos un trato mi amor: déjame llorarte primero para poder recordarte después y para siempre, con la alegría que tú tanto nos has dado y que tanto te has ganado. Voy a dejar este post abierto, lo editaré y reeditaré tanto como necesite, no puedo hablar de ti en estas pocas líneas, 13 años, una vida, volveré aquí siempre que te necesite, una y otra vez hasta que yo misma caiga en el dulce sueño que me llevará para siempre a tu lado. D.E.P.
 


17 comentarios:

  1. Siento vuestra pérdida, se que Dee dee formaba parte de vuestra familia porque así nos lo habéis dejado ver en numerosas ocasiones. Si os sirve de consuelo pensad en lo feliz que fue en vuestra compañía y el cariño mutuo que os disteis. Todo mi afecto en estos momentos tan tristes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. De verdad que lo siento muchísimo, no quiero ni imaginarme cómo lo estaréis pasando porque solo pensar que mi Fiera tiene ya 11 años me asusta y mucho. Un beso muy fuerte y mucha fuerza.

    ResponderEliminar
  3. Lo siento mucho Nieves y os acompaño con mis lágrimas aunque no conociera a tan linda gatita, pero sé lo que se siente en estos momentos sin consuelo, no hay palabras suficientes para mitigar tanto dolor. No son simples animalitos, son parte de nuestras familias.
    Besos guapa, también para Gus que lo estará pasando fatal.

    ResponderEliminar
  4. Ainssss Nieves siento mucho vuestra pérdida, aqui estoy con Mika encima mia y no puedo evitar llorar, las lagrimas caen por mi cara, solo los que tenemos gatos podemos comprederos, son tan independientes pero tan cariñosos, son todo amor.
    Llorale, como bien dices, para poderla despedir, desde donde esté os cuidará como vosotros lo hicisteis con ella.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. ¡Oh! Nieves, pienso en lo que os duele la pérdida de Dee Dee, y me rompo por dentro, ni pensar quiero que a mi Carey (nuestra preciosa gata de 7 meses) le suceda nada, y eso que hace unas semanas me dió un susto tan terrible, del que aún no me he recuperado, aunque ella trote feliz subiendo y bajando a los árboles de casa como si nada.
    En enero nos despedimos de Chato (el Schnauzer de mi hermana) y duele muchísimo, es inevitable sentirlo por todos lados y echarlo mucho, pero mucho de menos, y llorar porque nunca más lo volveremos a tener entre nuestros brazos.
    Aunque suene a consuelo "manido" ánimo y siempre os quedará sus bonitos recuerdos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Las lágrimas saltadas tengo. Te entiendo perfectamente porque tengo un gato que lleva mucho tiempo con nosotros y hace con mi hija lo que hacía Dee Dee con tu hijo. El día que falte... caeré en un mar eterno de lágrimas.

    Cualquier cosa que diga no servirá para consolarte, así que te envío un fuerte abrazo virtual

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Un texto precioso, que no me deja ni escribir. Te llamaría, pero ahora lloraría. Lo haré más adelante. Lo siento muchísimo.

    ResponderEliminar
  10. Ainssss, qué bonito texto, de principio a fin ,se me saltan las lágrimas, nadie sabe lo que se quieren hasta que los tienes. No quiero ni pensar en el momento que se vayan mis dos hermosas perritas a las que adoro.
    Lo siento muchísimo y te mando todo mi apoyo para que puedas superarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Siento mucho vuestra pérdida, se lo que sientes. Aún habiendo pasado 2 años y medio del viaje sin retorno de mi Guindilla, sigo llorándole en silencio en ocasiones, porque la echo de menos y porque era mi fiel escudera.
    Precioso post, y ojalá algún día podamos reencontrarnos con ellos.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Cuanto se les quiere y se les hecha de menos cuando no están. Lo siento mucho cariño, un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Qué pena, lo siento mucho. Unas palabras preciosas que nos hacen enterder todo el amor que os dio y le dísteis a Dee Dee.
    Besos miles.

    ResponderEliminar
  14. Qué pena, lo siento mucho. Unas palabras preciosas que nos hacen enterder todo el amor que os dio y le dísteis a Dee Dee.
    Besos miles.

    ResponderEliminar
  15. Lo siento mucho, Nieves. Sé lo que es pasar por ello y el dolor que se siente. No hay nada que pueda decirte que te haga sentir mejor, por eso solamente te voy a mandar el abrazo que te daría en persona.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Qué pena inmensa... preciosa Dee Dee de ojos naranjas, tus queridos Gus, Alex, Nieves y Burbujita te echarán siempre de menos con mil amores.

    Nieves, me has emocionado, qué palabras tan bellas, tan tiernas.

    Besos mil

    ResponderEliminar
  17. Lo siento muchísimo Nieves, sé lo que sientes, perdí a mi perro hace ya 13 años y aún duele... nuestras mascotas son los seres más fieles que hay y siempre siempre siempre están para sacarte una sonrisa y darte cariños... El tiempo curará las heridas y quedarán los lindos recuerdos! Un besito guapa!

    ResponderEliminar