domingo, 26 de junio de 2011

VERDURAS RELLENAS AL ESTILO GRIEGO CON ARROZ, QUESO FETA Y PISTACHOS







Estas son las verduras rellenas que hicimos, Javi y yo, siguiendo la receta de Jamie Olivier y su libro de ESCAPADAS, espero os gusten tanto como a mí que ya estoy pensando en volver a hacerlas... y es que están increíbles!!!

Ingredientes:

- 2 tomates grandes y duros 
- 2 pimientos amarillos grandes 
- 2 pimientos rojos medianos
- 100 g de pistachos sin cáscara
- Aceite de oliva
- 2 cebollas
- 4 dientes de ajo
- 200 g de arroz de grano largo
- 1 cucharada de tomate triturado
- 600 ml de caldo de pollo o vegetal
- 200 g de queso Feta
- 1 guindilla roja fresca, sin las semillas
- 1 cucharadita de orégano seco
- 1 manojito de menta fresca
- 1 manojito de perejil
- Sal marina
- Pimienta negra recién molida

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 200º. Cortamos la parte de arriba de los tomates reservándolas y los vaciamos con una cuchara. Cortamos los pimientos en dos, a lo largo, pero conservando los tallos enteros. Les quitamos las semillas. Colocamos las verduras en una fuente de horno procurando que queden juntitas.

2. Tostamos los pistachos y los machacamos en trozos gruesos… ¡wowww que bien huelen!.

3. Sofreímos el ajo y la cebolla. Añadimos el arroz, el orégano, la guindilla y salpimentamos. Vertemos por encima 300 ml de caldo y sin parar de remover, esperamos que cueza unos 7 ó 10 minutos.

4. Lo retiramos de la sartén y lo mezclamos con el queso Feta desmenuzado, las hierbas frescas y los pistachos machacados.

5. Rellenamos con esta mezcla los tomates y los pimientos vaciados. Encima de los tomates, colocamos de nuevo las tapaderas que habíamos cortado y lo regamos todo con unos chorritos de aceite de oliva.

6. Mezclamos el tomate triturado con el resto del caldo y lo echamos en la fuente del horno, rodeando las verduras por el exterior. Cubrimos la fuente con papel de aluminio ajustándola muy bien por los bordes y la metemos en el horno para que cueza durante cerca de 1 hora y 15 minutos o hasta que el arroz esté bien tierno en el centro.